---
 
 

 


Alisado japonés

Habitualmente se utilizan tres tipos principales de soluciones quimicas para alisar el pelo. Estos actúan cambiando la textura del cabello y van desde fuertes para un alisado completo del pelo rizado o suaves para relajar el pelo ondeado.
Si el cabello es muy rizado el tratamiento usado será también más fuerte con lo que es más probable que nuestro cabello se dañe más.

El alisado japonés o procedimiento térmico (alisado termal) es una de las innovaciones en el área de alisados. Tiene la ventaja de alisar el pelo de forma permanente y causa menos daño que otros alisados que se utilizaban como la llamada “permanente lisa”.

Los productos que se utilizan en el alisado japonés, se centran en la estructura interna del cabello, eliminan la forma original.
Se utilizan productos diferentes según el estado de tu cabello si lo tienes natural, fino, grueso, teñido o con mechas o permanentado, de esta manera se intenta que el cabello esté más protegido.

El tratamiento se realiza en tres pasos:

1. Se aplica un primer producto encargado de modificar la forma inicial.
2. Se da la nueva forma lisa con una plancha de cerámica.
3. Se aplica el producto que sellará el trabajo de la plancha para que el liso permanezca de manera definitiva.

Si antes te has realizado tintes, baños de color, mechas o reflejos te puedes hacer el alisado siempre que el cabello esté en buen estado, es acnsejable realizarse un buen corte de pelo para conseguir que esté en las puntas esté más sano, también conviene que te cuides el pelo con tratamientos de reconstrucción.
El último color ha de haberse realizado como mínimo 15 días antes de hacerte el alisado y el siguiente, al menos 15 días después. Si te quieres dar mechas es preferible esperar 4 semanas, ya que los tintes abren la escama del cabello para hacer penetrar el color y para realizar el alisado es mejor que la escama vuelva a su posición original lisa.

 

 

Hogalis.com