---
 
 

 


Psoriasis: Consejos con productos naturales

Esta enfermedad es conocida desde hace mas de 2000 años, sin embargo no era diferenciada de otras y a las personas que la padecían se les daba el mismo tratamiento que a las personas con lepra; se les excluía del resto de la población.

La psoriasis (del Griego Psora significa comezón) es una afección cutánea que no es contagiosa ni peligrosa, pero sí puede resultar dolorosa y difícil de controlar.
La psoriasis puede afectar a cualquier persona (en igual manera hombres y mujeres) especialmente aquellas que se encuentran al final de su adolescencia hasta mediados de los veinte años y en la mediana edad.
Existen múltiples tratamientos para controlar la psoriasis, todos ellos los puedes reforzarlos con estos consejos naturales, a no ser que tomes algún medicamento para regular la psoriasis que te impida realizar alguno de ellos, como tomar el sol, en este caso sigue siempre la prescripción de tu médico que es quien más sabe.


Consejo 1:  Tomar baños de sol y agua marina.  La luz solar mejora la psoriasis ya que la luz ultravioleta ralentizar la proliferación excesiva de las células cutáneas y reduce la inflamación que es un efecto secundario.  La sal marina alivia el picor, lo que hace que sea muy beneficioso, puedes comprarla y disolverla en la bañera, esto es recomendable hacerlo en invierno.

Consejo2:
Aplicar aceite de ajo en las zonas afectadas

Consejo 3:
Aplicar pulpa de aloe vera en el área con psoriasis y, además, tomar tres cucharaditas al día de esa planta (en algunas botánicas venden el jugo de aloe vera).  Puedes tener una planta en casa e ir utilizando su pulpa en las zonas afectadas. Recuerda también que esta planta es muy beneficiosa para las pequeñas quemaduras que se producen en el hogar.

Consejo 4:
Hervir 100 gramos de harina de avena en 5 libros de agua, durante cuatro minutos.  Agregar el agua resultante al agua del baño que no debe estar muy caliente y bañarse con ella durante un cuarto de hora.  Este remedio ayuda a mejorar el aspecto de la piel y alivar el picor.

Consejo 5:
Disolver  1/2 taza de bicarbonato de sodio en 10 litros de agua para usarlos como compresas.

Consejo 6:
Aplicar aceite de pescado o de vegetal (soja o de oliva) sobre las escamas dos veces al día lo cual ayudará a aliviar la comezón y suaviza las escamas lo que facilita su eliminación.

 

 

Hogalis.com